Los beneficios de viajar para los niños

Crianza

13/06/2018


0. Los beneficios de viajar para los niños

ninos mirando bola mundo

Cuanto más viajamos, más pequeño se hace el mundo. ¿O es que nuestros hijos van creciendo? Tal vez sea una mezcla de ambas cosas. Tanto las típicas escapadas de fin de semana a la vuelta de la esquina como los largos viajes de varios meses y varios países tienen un efecto muy beneficioso sobre nuestros hijos.

Estamos convencidos de que viajar es un ingrediente fundamental en la educación y crianza de los niños, incluso para los más pequeños de la casa. En este artículo hemos reunido algunas de las principales ventajas de viajar para los niños de entre 5 y 12 años, a ver si te dan ganas de salir a recorrer mundo con ellos. Y, en el peor de los casos, al menos servirán para darte un alegrón al volver a casa.

 

Fuentes:

12 reasons traveling benefits young children | Trekeffect

Viajar consiste en descubrir nuevas cosas

nino en avion jugando con avion

Viajar consiste en descubrir nuevas cosas

La curiosidad es uno de los impulsos más fuertes en cualquier niño, como ya habrás notado (esto no hace falta que te lo digamos nosotros), y una herramienta fundamental en su aprendizaje. Los viajes incentivan esa curiosidad como prácticamente ninguna otra experiencia vital. En un viaje todo es nuevo y estimulante para ellos, y pone a pleno rendimiento ese interés por lo desconocido que llevan dentro.

Viajar implica desarrollar la paciencia, la independencia, la adaptabilidad

nino mira mapa

Viajar implica desarrollar la paciencia, la independencia, la adaptabilidad

Los viajes implican traslados a veces fatigosos, esperas que pueden ser aburridas, micromudanzas con todo lo que ello acarrea. Enfrentarse a estos momentos puede parecer un punto en contra para viajar con niños, pero hay que verlo justo al revés. Es una ocasión de oro para que los chavales desarrollen su responsabilidad, su autonomía y su imaginación. Requiere, eso es verdad, cierta ayuda (sobre todo al principio) y mucha paciencia por nuestra parte.

Viajar aporta muchos conocimientos

padre e hijo miran paisaje

Viajar aporta muchos conocimientos

En un viaje podemos encontrarnos con otros idiomas, toparnos con paisajes inesperados y comidas desconocidas, descubrir edificios que nunca hubiéramos imaginado y costumbres muy distintas a las nuestras… El aprendizaje inherente a cualquier viaje es muy intenso, especialmente para ellos, para quienes todo es nuevo y que están en una edad en la que les resulta fácil asumir estos descubrimientos. Geografía, idiomas, matemáticas, historia… ninguna asignatura está fuera de la escuela de la carretera.

Viajar nos relaciona con otras culturas

nina mercado

Viajar nos relaciona con otras gentes y otros paisajes

La flexibilidad ante las novedades inesperadas y una actitud respetuosa hacia otras formas de vivir son valores que es muy interesante incorporar en el bagaje emocional de nuestros hijos. Les ayudarán enormemente en el futuro para desenvolverse de forma satisfactoria en la vida. Aprender a convivir con personas distintas y en cualquier entorno son probablemente los dos mejores regalos que podamos hacer a nuestros hijos.

Viajar va asociado a desarrollar habilidades sociales

ninas juegan bosque

Viajar va asociado a desarrollar habilidades sociales

Cuando se encuentran un niño noruego, otro brasileño y otro chino no te creas que tienen grandes problemas a la hora de jugar y comunicarse, a pesar de las (aparentemente) abismales diferencias culturales e idiomáticas. Cierto, vienen de mundos distintos, pero para ellos es mucho más fácil que para nosotros, tristes adultos, saltar esas barreras para establecer vías de comunicación, socialización y amistad. Los viajes son momento perfecto para para practicar esta tendencia innata.

Viajar enseña a aprender de otra manera

nino planea viaje

Viajar enseña a aprender de otra manera

Aparte de los muchos “contenidos didácticos” que puedan atraer a nuestros hijos a lo largo de un viaje, es también interesante para ellos poder aprender de una manera que no es la habitual en casa, la escuela o el barrio. Ahora que están tan en boga las formas de educación alternativas, el world schooling (la escuela de la vida, dirían nuestros padres) es una opción más que podemos poner al alcance de su mano.

Viajar activa nuestro cuerpo y nuestra mente

nina relax viaje

Viajar activa nuestro cuerpo y nuestra mente

Encontrar una impresionante mariposa en un paseo por un bosque, aprender a pedir un helado en otra lengua o interpretar un horario de trenes. Son ejemplos de cosas que no hacemos habitualmente en nuestras “vidas normales”. Los viajes tienen la ventaja de ponernos ante esos pequeños desafíos y maravillas que no tienen nada de especial… para quien forman parte de su vida cotidiana, pero que en un viaje se convierten (sin darnos cuenta) en fuentes inestimables de autoestima.

ninos mirando bola mundo

Cuanto más viajamos, más pequeño se hace el mundo. ¿O es que nuestros hijos van creciendo? Tal vez sea una mezcla de ambas cosas. Tanto las típicas escapadas de fin de semana a la vuelta de la esquina como los largos viajes de varios meses y varios países tienen un efecto muy beneficioso sobre nuestros hijos.

Estamos convencidos de que viajar es un ingrediente fundamental en la educación y crianza de los niños, incluso para los más pequeños de la casa. En este artículo hemos reunido algunas de las principales ventajas de viajar para los niños de entre 5 y 12 años, a ver si te dan ganas de salir a recorrer mundo con ellos. Y, en el peor de los casos, al menos servirán para darte un alegrón al volver a casa.

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.