Cinco sustitutos saludables de las gominolas

Crianza

20/10/2018


0. Cinco sustitutos saludables de las gominolas

surtido de gominolas

Las gominolas (golosinas, chucherías, dulces o como queramos llamarlas) están buenas. Eso no lo va a negar nadie. Son atractivas al ojo infantil, eso es cierto. De hecho, esa terrible combinación es lo que las hace irresistibles, imagino: un niño encerrado una noche en una tienda de gominolas es niño muerto por ingesta brutal de gominolas. ¿Y quién podría culparle? Yo no…

Pero por el bien de sus dientes, su aparato intestinal, sus arterias, su páncreas, en fin, por su salud, hay que contenerse. Siempre preocupados por la alimentación, existen un montón de alternativas para no tener que convertirlos en ascetas desde pequeñitos. Alternativas a las gominolas que están buenas de verdad, no les vamos a dar a mascar un brote de brócoli, tranquilos.

Gominolas caseras

gominolas caseras

Gominolas caseras

Sí, empezamos flojo, esto es como con cualquier adicción, primero un sustitutivo… De hecho, lo peor de las gominolas no es el azúcar, es el exceso de azúcar. Aparte de los conservantes, colorantes y aromatizantes artificiales que llevan. Si pudiéramos hacer gominolas con menos azúcar y con ingredientes naturales…

¿Y quién dice que no podamos? ¡Si es que además es facilísimo! Pocos ingredientes y una preparación que el más zote de los cocineros podría ejecutar. Hay varios millones de recetas de gominolas caseras en internet (veganas, sin azúcar, ecológicas…), nosotros te dejamos esta, por ejemplo. Si las haces con tus hijos ya será la bomba.

Fruta deshidratada

fruta deshidratada

Fruta deshidratada

Esta sería el siguiente paso en el proceso de desintoxicación… Si nuestros hijos ya han visto que las gominolas no dejan de ser básicamente fruta con azúcar y una textura gomosa, ¿por qué no dejar sólo la fruta con el azúcar que le viene de serie? Son todo ventajas, como nos explican en este blog.

Los obstáculos suelen ser, precisamente, la textura y el aspecto. Porque el que diga que un plátano seco o frutos rojos desecados no están buenos es para matarlo. Hay muchísimas opciones en el mercado (como esta por ejemplo), o incluso puedes intentar hacerlas tú mismo, aunque el proceso en el horno de casa es más bien largo.

Verdura deshidratada

verduras entre las manos

Verdura deshidratada

Lo que oyes. Y si estás pensando que no se la darías ni a tu peor enemigo es porque no la has probado. Son una versión hardcore de la fruta deshidratada que vimos antes, y que incluye zanahoria, berenjena, judía verde, calabacín y otras cosas que normalmente asocias a la menestra.

¿Que a tu hijo no se la vamos a dar con esto? Ya veremos… ¡No sé qué le echan a esa mandanga (y no quiero saberlo), pero está buenísima! Y no sólo las llamadas chips saludables, también una especie de snacks con este aspecto más o menos… Si a tu hijo no le gustan mándanoslas, ya me las como yo.

Barritas de frutos secos y cereales

galletas con semillas

Barritas de frutos secos y cereales

Una opción estupenda para la merienda y que acercará a tus hijos a algunos de los dulces y chuches más tradicionales: frutas desecadas (que no deshidratadas, o sea, pasas, orejones, hijos, todo eso), frutos secos y semillas. Verdaderas cápsulas energéticas perfectas para media tarde, tanto si toca hacer deporte como estudiar.

¿Qué cómo se hacen? Pues prácticamente como tú quieras: mezcla las semillas y frutos secos que se te antoje con alguna fruta desecada, trocéalo todo y usa plátano fresco y copos naturales de avena como aglutinante. Eso lo pega todo. Añade miel o melaza si quieres que quede más bien dulce. Haz varios tamaños y formas y al horno hasta que queden manipulables.

Galletas de chocolate

galletas de chocolate

Galletas de chocolate

El chocolate tiene la virtud de realzar su dulzor con muy poco azúcar añadido, de acercar a nuestros hijos a los deliciosos matices del amargo, admitir combinaciones saladas y tener una fama canalla que lo hace pasar como un dulce de la más pura estirpe. La presentación en galleta nos permitirá explorar esas combinaciones.

Además, ¿quién se resiste a algo presentado como “galleta de chocolate”, sean cuales sean los ingredientes? La batalla del marketing está ganada de antemano. Es verdad que no es fácil encontrar en el mercado galletas de chocolate medianamente “naturales”, eclipsadas entre las industriales (chungas) y las veganas (sosainas). Así que busca los ingredientes y elige la receta que más te convenga.

surtido de gominolas

Las gominolas (golosinas, chucherías, dulces o como queramos llamarlas) están buenas. Eso no lo va a negar nadie. Son atractivas al ojo infantil, eso es cierto. De hecho, esa terrible combinación es lo que las hace irresistibles, imagino: un niño encerrado una noche en una tienda de gominolas es niño muerto por ingesta brutal de gominolas. ¿Y quién podría culparle? Yo no…

Pero por el bien de sus dientes, su aparato intestinal, sus arterias, su páncreas, en fin, por su salud, hay que contenerse. Siempre preocupados por la alimentación, existen un montón de alternativas para no tener que convertirlos en ascetas desde pequeñitos. Alternativas a las gominolas que están buenas de verdad, no les vamos a dar a mascar un brote de brócoli, tranquilos.

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.