¿Cómo conseguir que a mi hijo le guste la lectura?

Lectura

29/02/2016


como hacer que a mi hijo le guste la lectura

Nadie discute que leer es fuente de cultura y entretenimiento. Algo que como padres debemos  fomentar en los hijos por su propio bien. Este hábito será beneficioso en muchos  aspectos, y debemos saber cómo animarles a adquirirlo de la manera correcta.

 

- Leer es fuente de cultura

Leer fomentará la inteligencia de nuestros hijos. Un libro es fuente de cultura, donde el lector ampliará vocabulario así como nuevas formas para expresarse escrita y verbalmente.

 

- Leer es fuente de ocio

La lectura será una importante fuente de ocio para los pequeños – y no tan pequeños - de la casa. El tiempo que empleen leyendo desconectarán de las obligaciones (Colegio, clases particulares, deberes…) y también fomentará su imaginación.

 

- Leer es una herramienta útil para la vida académica

El hábito de lectura, ya sea diario o más esporádico, ayudará también en la vida académica de nuestros hijos. Leer hará que su aprendizaje sea más rápido y hará que nuestro hijo consiga más profundidad en los temas de conversación. También lo notarán a la hora de estudiar, dado que les ayudará a retener la información de una manera más sencilla. Es decir, leer le servirá como ‘entrenamiento’ para las ‘pruebas’ de su vida académica.

 

como hacer que a mi hijo le guste la lectura

Para conseguir que nuestro hijo se convierta en un amante de la lectura, debemos conseguir reforzar la lectura sin necesidad de la obligación de leer libros. Algo que será fácil si seguimos los pasos adecuados.

 

  1. No obligar, sí fomentar

Obligar a nuestros hijos a leer podrá funcionar en un primer momento. Pero si queremos que se convierta en un hábito no debemos hacerlo. Si lo ve como ‘algo que debe hacer’ y no como ‘algo que le apetece hacer’ lo abandonará en poco tiempo, y lo unirá a otras obligaciones como los deberes o las clases particulares. Se trata de ayudar a crear una afición por la lectura. Algo bueno y también ameno para él, con lo que aprender divirtiéndose.

 

  1. Dar ejemplo, un paso importante

Como padres, ejercemos de ejemplo en la mayoría de los hábitos de nuestros hijos. Que ellos nos vean leer (Ya sea libros, revistas, semanales…) ayudará a que tenga curiosidad por esta práctica.

 

  1. Participar en la lectura con nuestros hijos

Implicarnos con ellos en la lectura será otro de nuestros aciertos como padres. Leer juntos en un horario que se adapte bien a la rutina diaria hará que adquieran el hábito con nosotros. También será positivo ayudarles a elegir su lectura. Buscar e ir probando tipos de publicaciones (Fantasía, Aventuras…) nos llevará a encontrar el tipo de libro que nuestros hijos quieren leer. Estos gustos variarán mucho según crecen. Por ejemplo, de un libro infantil a otro de aventuras hasta pasar a historias de corte más adulto y complejo.

 

  1. Desconectar de las lecturas escolares

Nuestros hijos deberán leer como parte de sus deberes en el colegio. Obras clásicas y no tan clásicas que formarán parte de su aprendizaje académico y que, sean de su gusto o no, deberán analizar para completar el programa de determinadas asignaturas. Pero, lejos de ver estas lecturas como suficientes, debemos animar a los hijos a buscar sus propios libros, aquellos que de verdad se acerquen a sus gustos,  curiosidades o aficiones. Así seguiremos fomentando su gusto por la lectura, que probablemente se aleje de las recomendaciones del centro académico, pero que serán igualmente beneficiosas para ellos.

 

Otros asuntos a tener en cuenta de cara a la elección de un libro son:

 

- Informarnos antes de elegir un libro

Saber la edad recomendada de cada libro, su contenido son otros factores a tener en cuenta. Es decir, conocer lo que lee nuestro hijo –desde lo importante hasta posibles curiosidades- y por qué lo lee, nos servirá de guía para seguir como motivadores en sus hábitos de lectura.

 

- Otras formas de conectar con la lectura

Existen gran variedad de librerías en las que encontrar lo que buscamos, donde también nos ayudarán y recomendarán. Además, en las bibliotecas también encontraremos un sinfín de obras que leer sin ningún tipo de coste. Sin olvidar la versión ‘online’ de lectura, que se está implantando con fuerza. Gracias a los e-books está cambiando, para muchos a una forma más cómoda y práctica donde encontraremos una gran variedad  de opciones a un solo clic. 

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.