Cómo se desarrolla el lenguaje en los niños

Educación

15/03/2018


manos y letras

Conozco muchos padres preocupados porque sus hijos tardan en hablar, les cuesta articular ciertos sonidos o comenten muchos errores sintácticos. O eso les parece a ellos. Aprender y manejar las habilidades lingüísticas es un proceso largo y complicado, ¿o tú te crees esos anuncios que te prometen aprender inglés en tres semanas? Pues eso.

Así que para evitar alarmismos recordemos que cada niño lleva su ritmo y aunque las dificultades lingüísticas no son infrecuentes, no son necesariamente trastornos en el aprendizaje. Cierto es que en caso de duda conviene hablarlo con el profe o el pediatra, y que las habilidades lingüísticas se pueden estimular y entrenar, pero sin obsesionarnos.

¿Cómo funciona el proceso de comunicación? Simplificando, hay cuatro pasos:

  • Percepción: el niño escucha (trabaja el oído).
  • Decodificación: el niño entiende lo que escucha (trabaja el cerebro, área de Wernicke).
  • Codificación: el niño elabora lo que quiere decir (trabaja el cerebro, área de Broca).
  • Elaboración: el niño emite un mensaje (trabajan los órganos fonadores).

Todas las “piezas”, desde el oído hasta la lengua, pasando por la corteza cerebral, deben funcionar correctamente. Y en general lo hacen; un desarrollo lento o incompleto tiene que ver más, casi siempre, con otros factores (estilos de crianza, exposición a estimulaciones tempranas, entorno socioeconómico…).

nino megafono

El desarrollo “normal” no existe

De acuerdo, no hay “lo normal”; pero como punto de referencia y para vuestra tranquilidad, en la amplia escala de grises que es la realidad, ¿qué podemos esperar a nivel comunicativo de un niño de 5-7 años?

  • Está “cerrándose” el llamado periodo lingüístico, del que el niño sale con las estructuras básicas de la comunicación comprendidas y asumidas, aunque poco desarrolladas.
  • Lingüística: hemos pasado de la fase telegráfica a la de las frases cortas pero bien estructuradas (con errores ocasionales). Hay un pensamiento más estructurado, pero aún infantil. El léxico se dobla cada año: se dominan género, número, pronombres personales y posesivos, pero no formas verbales del condicional y el subjuntivo. Primeras oraciones yuxtapuestas y subordinadas (inconscientes).
  • Fonética: distingue al oído todos los fonemas de su idioma y articula la gran mayoría de ellos, si no todos (y es consciente de los que no consigue articular). La prosodia (entonación) es prácticamente perfecta y empieza a usar palabras largas.

Suponiendo que todo vaya bien a nivel fisiológico y neurológico, las principales dificultades en el desarrollo del lenguaje que enfrentan los niños son, más o menos, las siguientes:

  • Dificultades expresivas: El niño entiende perfectamente lo que se le dice, pero le cuesta explicarse: encontrar las palabras adecuadas, montar frases correctamente…
  • Dificultades receptivas: El niño no entiende bien lo que se le dice: no diferencia algunos sonidos o no entiende los significados de algunas palabras o frases. Suele acarrear también problemas en la expresión, y muchas veces fonológicos.
  • Problemas fonológicos: no usa los sonidos apropiados (sea porque no sepa cuál toca utilizar o porque no le salgan) o los desordenan. El ceceo o el rotacismo r>l son los ejemplos clásicos.
  • Tartamudeo: la fluidez y la estructura de la comunicación son alteradas por fragmentaciones, repeticiones, bloqueos, circunloquios

Cuanto más hables con ellos, mejor

¿Podemos hacer algo para facilitar el desarrollo del lenguaje de nuestros hijos?

  • Darle la oportunidad de expresarse es fundamental. La comunicación es una relación de doble vía, y tu hijo debe entrenarse no sólo como receptor, también como emisor. No te pases corrigiéndole, lo hará el mismo escuchándote.
  • Leer, leer y leer, para ellos primero y con ellos después. La lectura ejercita la comprensión lingüística, enriquece el vocabulario, aumenta el número de conexiones neuronales… En fin, un arma primordial.
  • Andamiaje lingüístico. Consiste en dar a tu hijo unos pequeños apoyos para llegar al “siguiente nivel”. Dices una sílaba y él completa la palabra, comentáis lo que se ve en una imagen, le preguntas acerca de una situación que vivís juntos…

Muchas veces cuando los padres dicen “mi hijo tiene problemas con la lectura” están pasando por alto dificultades más amplias con la comunicación y el lenguaje en general; preocupados por el tejado de una casa con los cimientos flojos, por así decir. La lectura es una versión extendida de la comunicación: primero se escucha, luego se habla y finalmente se lee.

 

Fuentes:

Child & Language Development | Omniglot.com 

Trastornos desarrollo del lenguaje y comunicación | Paido Psiquiatría 

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.