Diez tips para saber si malcrías a tus hijos

Crianza

14/12/2017


Crías o malcrías

nino malcriado
Crías o malcrías

Reconozcamos que muchas veces nos lo hemos planteado, eso de ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio. Y que igual de fácil que es identificar prácticas indeseables en otros padres, así de difícil es ver los errores que cometemos nosotros mismos; incluso a veces aunque nos los señalen nos negamos a reconocerlos.

Para eso hemos creado esta serie de advertencias. Vaya por delante que no es nada fácil asumir este tipo de errores y corregirlos. Porque por nosotros, ya sabes, el amor siempre por delante; pero si te ves retratado o retratada, ojo, porque puede que lo estés gestionando regular y estés malcriando a tu hijo.

 

Te pones siempre de su parte

nino con su madre
Te pones siempre de su parte

Una cosa es apoyar a tu hijo y otra es considerar que no tiene defectos, que la culpa es siempre de los demás, o incluso llegar a desautorizar a tu pareja en su presencia cuando quiere corregirle. Mal empezamos. Los límites son necesarios y beneficiosos, sobre todo para ellos.

Se lo permites todo

nina mayor
Se lo permites todo

Dicen algunos especialistas que seguramente sea porque te sientas culpable por no prestarle toda la atención que tú mismo consideras necesaria. Desde comprarle cada capricho a comportamientos maleducados; todo sea por que no le falte de nada y porque desarrolle su personalidad, la criaturita…

Le ríes las gracias… sin gracia

nina pega a su padre
Le ríes las gracias… sin gracia

No está mal corregir a tus hijos, siempre desde una actitud de respeto y empatía (no ninguneándolo ni ridiculizándolo, vaya). Es que hay ciertos comportamientos, sobre todo los agresivos con otros niños, que no son “cosas de niños”, son simplemente intolerables.

Aquí se hace lo que él dice

nina rabieta
Aquí se hace lo que él dice

Niños caprichosos, tiranos, que sólo funcionan a base de recompensas o rabietas… Signos inequívocos de una mala gestión de tu autoridad; ojo, no son así, los estás haciendo así. No lo amenaces con castigos que nunca se cumplen, ni te des por vencido a la primera contrariedad.

Lo haces todo por él

madre desbordada
Lo haces todo por él

Ni se viste sólo, ni recoge sus juguetes, ni termina un puzle solito. Mal. Aprender a ser responsable y autónomo no es un camino de rosas, pero merece la pena (sobre todo para él); y mejor que se lo enseñes tú ahora que no otros cuando sea grande.

Recurres al chantaje emocional

mujer enfadada
Recurres al chantaje emocional

Otra vez, el ejemplo… Si eres de esos padres con tendencia a decir “qué mal me lo haces pasar” estás haciendo un flaco favor a tus hijos. No sólo porque los etiquetas negativamente, sino porque estás poniendo en sus manos un arma poderosa y terrible que probarás en tus propias carnes…

¿Lo quiere o lo necesita?

nina rabieta
¿Lo quiere o lo necesita?

Una fundamental diferencia que los padres solemos confundir, y que está en la base de muchos comportamientos indeseables que nosotros mismos alimentamos (por supuesto, con la mejor intención y sin darnos cuenta). No tiene que ver con lo que pida o no pida; si seguimos ese criterio mal asunto, porque un niño a veces no pide lo que necesita o no necesita lo que pide.

Es un maleducado

ninos peleandose
Es un maleducado

Suena anticuado, y si ocurre una vez, puede ser la exageración de una señora old school. Pero si tu hijo tiende a ser demasiado brusco con los demás, a no compartir las cosas con otros niños, a esconderse entre tus piernas con expresión malhumorada, es un rebelde sin causa de los malos.

Te cuesta que se divierta

nina aburrida

Te cuesta que se divierta

Consecuencia inequívoca de una crianza al capricho. A los niños malcriados es difícil satisfacerlos, porque suelen estar habituados al “lo quiero, lo tengo”, hasta el punto de tener también hasta lo que no quieren, por lo que terminan hastiados de todo. De nuevo, cosa de padres inseguros que no sabemos poner límites.

Ser malo es divertido

nino malo

Ser malo es divertido

Es guay ser malotes, poner a nuestros hijos camisetas de de Iron Maiden y saltarnos las normas con ellos… No tanto. Saltarnos las normas sociales en su presencia o considerarlo gracioso (decir palabrotas, por ejemplo) crea una confusión en sus cabecitas acerca de los valores éticos que nos costará desarraigar cuando haya que “ponerse serios” con ciertas prácticas que no aprobamos.

 

Fuentes:

Convirtiendo al hijo malcriado | Ser Padres

Señales para saber si el niño está malcriado | Guía Infantil

 

 

padres que malcrian

Reconozcamos que muchas veces nos lo hemos planteado, eso de ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio. Y que igual de fácil que es identificar prácticas indeseables en otros padres, así de difícil es ver los errores que cometemos nosotros mismos; incluso a veces aunque nos los señalen nos negamos a reconocerlos.

Para eso hemos creado esta serie de advertencias. Vaya por delante que no es nada fácil asumir este tipo de errores y corregirlos. Porque por nosotros, ya sabes, el amor siempre por delante; pero si te ves retratado o retratada, ojo, porque puede que lo estés gestionando regular y estés malcriando a tu hijo.

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.