De salto generacional en salto generacional

Crianza

30/11/2018


mano de madre e hija

Estaba el otro día en el parque con otros padres, escuchando más que hablando. Hablaban de cómo nuestra generación está criando a sus hijos, comparándola con la anterior. Nosotros lo hacemos todo mejor, por supuesto. No pude evitar empatizar un poco con esos pobres diablos viejunis (al fin y al cabo le saco diez años a los padres más jóvenes del grupo) que lo hicieron tan mal con nosotros. ¿O no tan mal?

No voy a ponerme a definir generaciones, hay mucho escrito en internet. No voy a criticar o a defender tal o cual generación, ni creo demasiado en el “determinismo generacional” (o sea, que nos parezcamos todos los nacidos en una misma generación). Tampoco tengo una idea clara que defender. Sólo le doy vueltas a que, si nuestra forma de criar a nuestros hijos marcará su forma de ser, también la de nuestros padres, sea cual sea, marcó la nuestra…

Puntualizaciones: esto de las generaciones es muy subjetivo. Hay cierto acuerdo en decir que duran unos 20 años y que cada vez son más cortas, pasan más rápido. Por bien ser, cada individuo sería el “centro” de una generación que nace 10-15 años antes y después de él. En todo caso, cambian mucho según de qué país o cultura hablemos, aunque tienden a parecerse más y más (cosas de la globalización).

Equis, y griega, zeta

Servidor nació en 1980. Según unos soy de la generación X (la que molaba cuando yo era pequeño), según otros soy Y (o millennial, que es lo mismo) y he visto por ahí que otros dirían que soy xennial, o sea, fifty fifty. Pos fale, pos malegro. No deja de ser gracioso que según unos soy así, y según otros soy asá. Es un poco como el horóscopo. Tres cuartos de lo mismo pasa con los niños de ahora, los que están en primaria. Que si Z, que si T, que si Alfa. Etiquetas.

Se supone que los padres de ahora somos casi nativos digitales, más cívicos que nuestros predecesores, tardamos en madurar pero somos muy independientes, poco disciplinados, sociables e incapaces de alcanzar nuestras propias expectativas. Lo enumero porque todo ello se dice, claro, en comparación con nuestros padres (¿baby boomers? ¿X?), que, aquí viene la paradoja, fueron los que nos criaron.

Saltando a la siguiente generación, la de nuestros hijos… Al parecer son adictos a la comunicación directa (cosas de las redes sociales) pero más reservados que nosotros, requetenativos digitales, bilingües no académicos (eso he leído por ahí), tolerantes y abiertos a la multiculturalidad, pero más bien cautos, y muy colaborativos. También son, se dice, una generación sobreprotegida y quizás algo depresiva.

abuelos y nietos

Más allá de las generaciones

Me maravilla cómo hay quien tiene la osadía de predecir la personalidad generacional de nuestros hijos cuando tienen qué, ¿cinco, diez, quince años? Tenemos “generacionitis”. Me suena más bien a especulación, a cómo proyectamos en ellos las novedades que llegan a nuestra vida y fantaseamos acerca de cómo podrían ser o esperamos que sean. Supongo que acertaremos tan poco como nuestros padres con nosotros.

Esto de las generaciones es como la nacionalidad. Es gracioso en un nivel folklórico y anecdótico, pero a la hora de la verdad y fuera de lo que puedan habernos marcado los grandes acontecimientos o de las dinámicas cotidianas, quien se identifique ciegamente con sus coetáneos es un miope peligroso. Sí, todos vimos a Espinete en la tele y recordamos dónde estábamos el 11-S; ¿y qué?

No niego que el contexto social, económico, político (histórico en definitiva) que nos ha tocado vivir nos define en parte; ¿cómo no? Pero esa regla de tres del determinismo generacional valdría para equiparar (valga la reducción absurda) a Adolf Hitler y a Victor Fleming, por ejemplo. Ya bastante tendemos al etiquetado personal como para pillarnos otra etiqueta, esta colectiva.

A ver si hay suerte y me sale un hijo de la generación X, otro de la generación Y, otro de la generación perdida y otro de la generación espontánea. Por variar, aunque sea. A ver si fuera capaz de criar a mis hijos al margen no del mundo y de nuestro tiempo, pero sí de forma que sean lo más autónomos, responsables y equilibrados posibles. Aunque, ahora que lo pienso, seguramente esa sea la aspiración de toda una generación…

FUENTES:

https://www.todopapas.com/ninos/educacion/la-generacion-z-la-generacion-de-tus-hijos-7017

https://www.careerplanner.com/Career-Articles/Generations.cfm

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.