Ideas para educar a niños felices

Crianza

02/02/2018


nina y osito

Dicen por ahí que los niños se crían solos, y en cierto sentido es una verdad como un castillo. Pero no menos verdad es que la paternidad acarrea grandes dosis de esfuerzo y dedicación. Cada época tiene, además, sus peculiaridades. Con las necesidades básicas que agobiaban a nuestros antepasados cubiertas en la mayoría de los casos, hoy en día solemos preocuparnos por los mejores métodos de crianza o cómo queremos que sean nuestros hijos.

¿Y cómo queremos que sean? Aquí empiezan los quebraderos de cabeza. Un amplio espectro de la población te preguntará si tus hijos son buenos (se refieren a si se portan bien) como si eso fuera lo mejor que te puede pasar. Otra parte de la Humanidad te dirá que lo más importante es que los niños sean felices. ¿Estamos ante un dilema entre bondad y felicidad?

Eso puede parecer. Un amplio estudio de la Universidad de Harvard preocupado por la presencia o ausencia de la empatía en los niños y adolescentes indica que el 80% de los encuestados señalan el éxito personal y la felicidad como prioridades, mientras que ser cariñoso o preocuparse por los demás es una prioridad sólo para el 20%. No obstante, no es contradictorio si lo pensamos bien.

 

La bondad lleva a la felicidad, no al revés

Primero habrá que entendernos sobre qué es eso de ser bueno y ser feliz…

  • Ser bueno no consiste en saludar a los vecinos, vestirse solo o no llorar en público (eso son síntomas de una buena crianza), sino en ser capaz de empatizar con los problemas de los demás. De ponerse en el lugar del otro, en definitiva.
  • Ser feliz… es harina de otro costal. ¿Es estar contento todo el tiempo? ¿Satisfecho con lo que tenemos? La felicidad no se busca, se encuentra. Queremos decir que intentar ser feliz, así en bruto, es el camino más directo hacia la insatisfacción.

Desde esta perspectiva, difícilmente unos padres podrán hacer que sus hijos sean felices; ojalá fuera tan sencillo como decirles “sé feliz”. Son los niños quienes deben hacerse felices a sí mismos. Una buena forma de orientarlos en esa dirección es sumergirlos en amor. Y también convertirlos en dispensadores masivos de sentimientos buenos y positivos. Ojo, lo dicen en Harvard.

 

madre e hija en ventana

El camino para ser niños buenos

Entonces, ¿en qué consiste ser un niño bueno? Y, sobre todo, ¿cómo se consigue? Un niño no es distinto en su bondad a un adulto (a los adultos no nos convierte en buenas personas lavarnos los dientes sin rechistar, por ejemplo). Sirva como regla general que lo que consideramos un buen comportamiento en adultos, también lo es en niños. ¿Quieres más detalles?

  • Dar buen ejemplo. ¿Otra vez con lo mismo? Pues sí. Aplícate el cuento antes de aleccionar a tus hijos. Sin esta condición previa cualquier otra cosa tendrá poco sentido…
  • Empatizar con los demás, una prioridad. Intenta que tus hijos interioricen cómo se sienten los demás, y que entiendan el impacto, bueno y malo, que tienen sus propias palabras y acciones.
  • Gestionar sentimientos destructivos. Estos sentimientos no desaparecerán, son parte de nosotros. Sólo hay que saber convivir con nuestro lado oscuro y procurar no aliviarlo haciendo daño a los demás.
  • Crear oportunidades para ser bueno. Quédate con esta idea, porque ejerciendo la bondad es como seremos más felices: empatía, gratitud y compasión son potenciadores de felicidad, salud y positividad.
  • Ampliar el círculo. Los actos y palabras gentiles no tienen por qué quedar en el seno familiar o entre amigos íntimos. Se puede ser bueno con compañeros, vecinos, conocidos…

No es que con esto vayas a conseguir que tus hijos dejen a la vecina con la boca abierta ni a Gandhi a la altura del betún; ni es lo que se pretende. Son sencillamente ideas para potenciar la bondad de forma activa, pero no eliminan, claro está, la necesidad de usar otras herramientas propias de la paternidad, como plantear límites y potenciar la disciplina.

 

Fuentes: 

What this Harvard proyect determine about raising kids | Parent.com

7 formulas para criar niños felices | eluniversal.com

 

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.