Mi hijo lee mal, ¿qué puedo hacer?

Lectura

29/11/2017


chico pensativo

Descubrir que nuestro hijo lee mal es un momento sumamente angustioso. La capacidad de comprensión lectora se desarrolla a lo largo de la educación primaria y sin duda marcará el futuro de nuestros hijos. Y no sólo el futuro académico. Desarrollar un pensamiento crítico para entender lo que ocurre a su alrededor, intrínsecamente asociado a esa capacidad lectora, dependerá en gran medida de ello.

Cuando decimos que “mi hijo lee mal” podemos estar refiriéndonos a tres cuestiones distintas, aunque a veces relacionadas. Por un lado, que lee muy despacio (lo menos grave de todo); que tiene problemas para “juntar las letras”; o que no entiende lo que lee, o sea, que si se le pregunta acerca de un texto que acaba de leer no es capaz de resumirlo en sus ideas principales.

¿Cuáles pueden ser las causas? Pueden ser muy variadas, y casi siempre están interrelacionadas y hay más de una. La más común es una falta de hábito lector. Simplemente, el niño no lee a menudo (le falta práctica) o no lo hace por diversión (le falta motivación), y le cuesta entender las palabras, o lo que significan, o la idea que quieren transmitir.

 

Causas: falta de hábito y malas estrategias, casi siempre

Otra gran familia de causas tiene más que ver con no saber usar las estrategias adecuadas para leer. O sea, no saben para qué leen, no entienden las diferencias entre una noticia en el periódico y un anuncio publicitario, no conocen habilidades como “leer por encima” o “releer”…

Más raramente los problemas tienen que ver con una baja autoestima, un déficit de memoria a corto plazo o con trastornos en la capacidad de aprendizaje que solemos incluir en el gran cajón de sastre de la dislexia. Aunque a veces es necesario consultar con un especialista, buena parte de los problemas de comprensión lectora pueden revertirse con prácticas que podemos poner en práctica en casa:

1. Leer con nuestros hijos es una experiencia muy satisfactoria para ellos, y una oportunidad de oro para nosotros para supervisarlos. Oriéntales sobre lo que vais a leer, asegúrate de que entienden lo que leen (pregúntaselo directamente), ayúdales si se traban con una palabra complicada, hablad sobre lo que estáis leyendo.

2. Puede ser que se trate sencillamente de encontrar el libro que le haga tilín. Ahora sí, no siempre es fácil (aquí tienes una lista con algunas ideas). Si no hay suerte, una excursión a una biblioteca para que tu hijo explore diferentes temas por sí mismo puede convertirse en toda una aventura.

3. A veces sería mejor no hacer nada… Mira si no estos 10 mandamientos para odiar la lectura. Leer nunca debe ser obligatorio, nunca debe ser un castigo y nunca debe ser la alternativa a jugar y divertirse. Y, por favor, no te pongas pesado con “Este libro lo leí yo a tu edad, tiene que gustarte.”

 

libro y manos

 

Un método de refuerzo puede ser clave

El método Leobien ha demostrado ser un sistema eficaz para mejorar la comprensión lectora de los niños. Diseñado por pedagogos y logopedas, estimula aspectos básicos de la lectura como son la atención, la memoria a corto plazo y la velocidad, que redundan en una comprensión mayor y una lectura más fluida. 

Se estructura en una serie de actividades progresivas concebidas como un juego, que se adaptan al nivel de cada niño y le permiten ganar habilidad lectora imprescindible para adoptar un hábito de lectura. Una opción muy a tener en cuenta para mejorar desde casa en sesiones de 17 minutos, a través de tu ordenador o tablet, compartiendo con tu hijo ese momento.

¿Cómo notar si hay una mejora? Son signos evidentes el uso de nuevo vocabulario y la expresión de ideas de forma clara. Si notas que pasa más tiempo leyendo es que probablemente lo encuentre más sencillo y atractivo. Si en Navidad te pide un libro en lugar de otro juego para la consola, ya ni te cuento…

 

Fuentes:

Comprensión Lectora | Wikipedia
Comprensión Lectora | Comprensión Lectora
Dificultades de Comprensión Lectora | La Dislexia

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.