Niños con alergia a la fruta ¿a qué se debe?

Crianza

12/01/2018


alergia a la fruta

Las alergias alimentarias son un fenómeno al alza en las sociedades desarrolladas. Entre ellas destacan las alergias a la fruta. ¿A qué se deben exactamente estas alergias? ¿Por qué son tan frecuentes? ¿Cómo puedo saber si mi hijo es alérgico a la fruta? ¿A todas o sólo a algunas frutas? ¿Cuáles son los síntomas y el tratamiento? ¿Qué medidas puedo tomar?

Una alergia es una respuesta de nuestro cuerpo a una sustancia (alérgeno) que considera dañina. En el caso de los alimentos en general son ciertas proteínas las que activan esta defensa, que es más grave cuando actúan unos anticuerpos llamados Inmunoglobulina E (IgE), y pueden provocar una reacción anafiláctica incluso fatal.

La alergia la causará siempre una proteína (si es un azúcar hablamos de intolerancia y es mucho menos grave). En el caso de la fruta, cuyas alergias son las más frecuentes y es más difícil que desaparezcan, las principales son las profilinas, LTP, quitinasas y Bet v1. Son especialmente frecuentes en las frutas de la familia de las rosáceas (melocotones, ciruelas, manzanas, cerezas, la almendra…), responsables de un 70% de las alergias a la fruta.

 

nina comiendo mandarinas

Identifica la fuente del problema

La única forma de detectar una alergia es, desgraciadamente, sufriéndola. Los síntomas serán principalmente cutáneos y respiratorios: picores en los labios, lengua y garganta, inflamación y enrojecimiento, dificultad para respirar… Si has vivido un episodio grave, habrás comprobado que una reacción anafiláctica fuerte puede ser muy peligrosa.

Si a tu hijo le ocurre algo así fíjate si le pasa tras comer algún tipo de fruta (especialmente las que te mencionabamos antes, o también plátano, aguacate, kiwi o castaña) y llévalo a un especialista, que le hará las pruebas pertinentes para intentar definir exactamente tanto el tipo de reacción como el origen de la misma (puedes informarte mejor aquí).

 

nina bol fresas

El alergólogo podrá explicarte los detalles del caso de tu hijo. Las alergias pueden aparecer o desaparecer, requerir el consumo de diferentes alimentos (reactividad cruzada) o relacionarse con la práctica de ejercicio físico inmediatamente tras la ingesta. También te explicará su relación con el polen o el látex, así como si los alérgenos son resistentes al calor, la digestión o el procesado.

Además, la alergia a cierta familia de frutas o verduras a veces provoca la sensibilización a otras familias de frutas, hortalizas, frutos secos, legumbres o cereales. Tendremos así que estar atentos cuando incorporemos un nuevo alimento de origen vegetal a nuestra dieta para ver si observamos cualquier posible reacción alérgica.

 

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.