Jugar con bloques a cualquier edad beneficia su desarrollo

Educación

21/03/2018


juegos de bloques

¿Nunca te has visto atrapada o atrapado en un juego de bloques que has comenzado con tus hijos? Yo sí. Es más, ella ya está pasando de ellos y dedicándose a otra cosa, y yo no puedo dejar de juntar piezas y perfeccionar mi diseño como si me fuera la vida en ello. ¿Qué tienen los juegos de bloques?

Tienen el encanto de la simplicidad. Son sencillos montones de piezas de colores, y ya está. Sean grandes o pequeños, de madera o de plástico, con pins para clavarlos o totalmente romos, su simpleza los convierte en un punto de referencia que nunca falla. A todos, grandes y pequeños, nos gusta apilarlos de mil maneras, separarlos, verlos caer…

Además, resulta que este clásico conocido desde al menos el siglo XVII está lleno de virtudes para los ámbitos cognitivo, psicomotriz y creativo de nuestros niños. A continuación recordamos sus puntos fuertes y os damos algunas instrucciones para acompañar satisfactoriamente (y hacer lo más productivos posible) los juegos de vuestros hijos con los bloques.

 

nino jugando bloques

Las ventajas de jugar con bloques

Los juegos de bloques ayudan a desarrollar de forma temprana y precisa la visión espacial y la coordinación ojo-mano. Para entendernos: por un lado, que son capaces de representar y “mover” un objeto tridimensional en su cabeza de forma más precisa; y por otro, que gestionan mejor eso de ver un objeto, cogerlo y colocarlo en el lugar de destino que elijan.

Aunque desde lejos no lo parece, el de los bloques puede ser un perfecto juego colaborativo en el que varios niños aportan diferentes puntos de vista, planteamientos y técnicas para construir. Se activan así habilidades sociales de coordinación y negociación para poder levantar juntos un proyecto común. Si no se bloquean, claro. Toma chiste malo.

Pocas cosas entretienen y al mismo tiempo desarrollan la creatividad de un niño que las proyecciones del trabajo adulto (lo que hacen los mayores). Y los mayores construyen casas, puentes, torres, muros… Por no hablar de la creación de figuraciones y versiones propias de seres vivos, vehículos u objetos cotidianos. Ver un proyecto acabado les da seguridad en sí mismos y un plus de autoestima.

Parece también que los niños que han jugado frecuentemente con piezas Lego o que disfrutan con ordenaciones por colores o tamaños tienen una mejor actitud y resultados en las clases de matemáticas. Asimismo, la construcción con bloques plantea desafíos que permiten diferentes soluciones en un sentido amplio, lo que hace que entrenen así sus capacidades para la resolución de problemas. Recuerda que hay muchas maneras de aprender.

 

manos juego bloques

Técnicas básicas de construcción para padres

Elige un juego de bloques que sea idóneo para su edad. Es decir, dale bloques no muy pequeños o muy difíciles de sujetar y que se puedan chupar y morder si son niños muy pequeños, y vete complicándoles las cosas a medida que vayan creciendo. A desafíos mayores y más complejos, mayores posibilidades y satisfacción en el juego.

La tentación de hacerle tú las cosas es fuerte… Juega con ellos sin acaparar. No guíes excesivamente sus acciones, déjalos que fluyan, que se equivoquen, hagan estructuras precarias que se colapsarán necesariamente. Aprender es probar, fallar y corregir por uno mismo. Tu papel es animarlos para que no desfallezcan, y mostrarles que hay otros caminos, sin explicitar cuáles. ¡También para celebrar sus éxitos, claro!

Hay niños que simplemente quieren abstraerse del mundo circundante apilando bloques, tranquilamente y en silencio. Otros prefieren el marco de una historia para justificar sus construcciones. Por ejemplo, imaginar un río ficticio para construir un puente, con un troll viviendo debajo que lo derriba cuando estornuda… O un astronauta que necesita una nave espacial que luego debe convertir en su módulo de supervivencia…

Vuestra casa es un lugar perfecto para acompañar el juego con bloques de los niños y potenciarlo, ya que tiene la ventaja de poder aparcar momentáneamente un proyecto y continuarlo otro día. Eso sí, que los niños recojan los bloques al terminar de jugar es un ejercicio casi tan recomendable como el juego mismo.

 

Fuentes: 

Juegos de bloques para todas las edades | Parent.com 

Jugar con bloques | Losninosensucasa.org 

 

 

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.