Seis alternativas al bocata de fiambre

Crianza

07/02/2018


0. Seis alternativas al bocata de fiambre

alternativas merienda saludable

No hace falta que nadie nos diga lo importante que es una buena merienda para la alimentación de los niños; sólo hay que ver las ganas con las que pillan ese tentempié de media tarde, pero hay que reconocer que estrujarse el cerebro todos los días no es fácil y caemos en la insana monotonía del jamón cocido o el fiambre. 

Así que vamos a proponerte unas cuantas ideas originales, saludables y atractivas para que a tus hijos la merienda les entre por los ojos y además les alimente como es debido.

 

Bocadillo vegetal

Bocadillo vegetal
Bocadillo vegetal

Aquí nadie está contra los bocatas, que conste; al contrario. Pero conviene variar y reducir la cantidad de fiambres procesados y pastas grasas que consumen, en general, nuestros hijos. ¿Por qué no un bocata vegetal? Pero de los buenos, nada de un triste sándwich con lechuga y tomate: métele pan con semillas, lechuga, tomate, atún, pepino, huevo, un chorrito de aceite de oliva… Si el problema es que se le puede caer, dos alternativas:

  1. mala suerte, la próxima si quiere merendar que esté al loro.
  2. vaaale… pícalo todo pequeño para que se adhiera mejor al pan (la yema del huevo le dará consistencia).

Macedonia de fruta

macedonia
Macedonia de fruta

Pero es que merendar en la calle o el cole no implica merendar un bocata. ¿Qué tal un táper con sus trocitos de manzana, uva, mango, naranja, kiwi, plátano, pera, en fin, lo que toque en cada temporada? Arréale un chorreón de limón para que no se oxide y unas hojitas de hierbabuena para que disfrute del aroma, o hazla más pro todavía con un par de frutos del bosque. Una solución muy práctica, porque podrás hacerla para toda la familia también como postre o cena ligera.

 

 

Merienda combinada

Merienda combinada
Merienda combinada

Claro que no vamos a estar todo el día de cocineros. Tranquis. La versión meriendística del plato combinado viene al rescate una o dos veces por semana. Eso sí, vamos a evitar la salida fácil pero poco aconsejable de las galletas o el bollo y del zumo o el batido, a rebosar de aceites procesados y azúcares libres. Así que busquemos un lácteo, una fruta y una fuente de energía adecuados. Yogur natural bebible, un plátano y unos picos integrales con frutos secos. O un trozo de queso, un par de mandarinas y unas onzas de chocolate negro.

 

Muesli customizado

Muesli
Muesli customizado

La esencia del plato combinado puede elaborarse para conseguir este muesli customizado, para comer en casa o fuera, pero con cuchara.

  1. base láctea de leche o yogur o laban o una bebida vegetal;
  2. cereal, siendo lo más fácil los copos de avena;
  3. frutas deshidratadas (y alguna fresca que no sea cítrica);
  4. frutos secos y semillas;
  5. algún complemento como canela, miel o cacao sin azúcar.

La mayor gracia es que se lo hagan ellos mismos, o al menos participen decidiendo ingredientes y variándolos de un día para otro.

Rollitos de salmón ahumado

Rollitos de salmón
Rollitos de salmón ahumado con queso untable, eneldo y cacahuete picado

Si vamos a merendar en casa, las posibilidades se disparan. Esta sofisticada merienda es sólo para haceros ver que nada impide currárselo un poco el día que nos apetezca (ni sacarlo a la calle, en realidad, salvo la envidia de las vecinas). Un poco, porque poner un poco de queso en unas lonchas de salmón, añadir eneldo, enrollarlas y desmenuzar unos cacahuetes por encima tampoco es para que nos den una estrella Michelin.

Bocata de tortilla

Bocata de tortilla
Bocata de tortilla

Cerramos el círculo volviendo a nuestros amados bocadillos. Es más, nos vamos a las más puras esencias: al bocata de tortilla, tristemente olvidado por la generación millenial. Si es que mucho internet, pero… Desde el nunca suficientemente adorado bocadillo de tortilla de patatas cualquier otra versión: francesa, paisana, de atún, champiñones, calabacín, manzana, pasta, espinaca, bacalao... En fin, que casi cualquier cosa le queda bien a un huevo batido y cuajado... 

 

Fuentes:

Almuerzos saludables para llevar al colegio | Mi dieta cojea

Zumos envasados y galletas para el recreo es lo mejor | Natalia Moragues

 

 

alternativas fiambre

No hace falta que nadie nos diga lo importante que es una buena merienda para la alimentación de los niños; sólo hay que ver las ganas con las que pillan ese tentempié de media tarde, pero hay que reconocer que estrujarse el cerebro todos los días no es fácil y caemos en la insana monotonía del jamón cocido o el fiambre. 

Así que vamos a proponerte unas cuantas ideas originales, saludables y atractivas para que a tus hijos la merienda les entre por los ojos y además les alimente como es debido.

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.