Seis trucos para que tus hijos te escuchen

Crianza

13/12/2017


0. Seis trucos para que tus hijos te escuchen

madre e hija se miran

Todos sabemos que la comunicación entre padres e hijos es muy importante, y hemos hablado de ello alguna que otra vez. Sabemos que el amor, la confianza y el respeto son los pilares fundamentales para conseguirlo. Y aún así, muchas veces siguen sin hacernos ni el menor caso. A lo mejor es que tus hijos no se han leído tantos posts sobre comunicación como tú, pero el caso es que se resisten, así que hoy vamos a ir al grano con unos cuantos trucos para que tu hijo te escuche. Prueba con esto:

1. La primera vez, juntos

nina poniendo la mesa
La primera vez, juntos

La primera vez que quieras que tu hijo cumpla una orden podéis desarrollar la tarea juntos si es posible, y se la vas explicando al mismo tiempo. Por ejemplo, si se trata de poner la mesa, el primer día le dirás algo como “hoy vas a poner la mesa, hoy lo hacemos juntos, mira, se cogen los platos y se ponen aquí…” y lo irás haciendo con él. Termina con algo del tipo “mañana ya puedes hacerlo tú solo”. Seguramente el segundo día bastará con que les pidas que pongan la mesa para que se ponga a ello.

2. Lo de ponerse a su altura

madre e hija hablan
Ponerse a su altura

Ya lo sé, lo de ponerte a la altura de sus ojos lo has oído cien veces, lo has hecho y a veces funciona y a veces no (ah, esa envidiable habilidad tan de hijo para mirar a través de los padres…). No dejes que se convierta en una rutina ineficaz. Para ello, no abuses, utilízala con moderación, y ve introduciendo novedades: prueba acompañando esta técnica de gestos (tocarle en un hombro, sujetarle delicadamente la barbilla), o intenta atraer su mirada con sonidos inesperados o divertidos hasta estar seguro de que realmente ocupas su campo visual.

3. ¡Párrafo corto!

nina riendo
¡Párrafo corto!

Es frecuente pasarnos de rosca dando instrucciones. A veces dos órdenes seguidas ya son mucho, y más si son muy largas, y con frecuencia no nos damos ni cuenta (“recoge los juguetes, cuidado cómo pones los libros que luego se caen, sujetalos con algo, con la pelota o que rueda, y luego lávate los dientes, procura no mojar el suelo que puedes resbalar, coge la banqueta que está en la cocina…”). Primero una (“recoge los juguetes”) y luego, una vez realizada la primera, la otra (“lávate los dientes”). Y ya está. Verás qué diferencia.

 

4. ¿Estamos en modo escucha?

nino distraido
¿Estamos en modo escucha?

A veces te sientes como el Control de Tierra, llamando al Mayor Tom de Bowie. Hay casos en los que ni siquiera se ha establecido conexión, simplemente no consigues hacerte un hueco entre lo que quiera que está ocupando su cabecita. Asegúrate de que así es con sencillas técnicas como esperar unos segundos antes de empezar a hablar, o pídele que te repita lo que acabas de decirle. Si es un poco mayor, prueba a introducir un absurdo en medio de tu discurso (“en cuanto termines los deberes te pintas el pelo de azul”) como elemento de comprobación.

 

5. Te escuchará si le hablas

madre e hija rien
Te escuchará si le hablas

Con esto queremos decir que debes hablar a tus hijos no sólo cuando quieras que te escuchen (que suele coincidir con el momento en que quieres corregirlos o darles una orden), ya que si sólo lo haces en esos momentos, enseguida asocian la idea de que solo les hablas para corregirlos o darles órdenes. A los niños les encanta aprender y sentirse parte de la familia, así que no dejes de hablarles. Explícales dónde vamos hoy, por qué, qué haremos después, con quién, pídele que se fije en algo que veáis y cuéntale cómo se hace…

 

6. “¿Entiendes por qué te pido esto?”

nino tendiendo
¿Entiendes por qué te pido esto?

Muchas veces para nuestros hijos es un completo misterio esa manía de los padres de dar órdenes porque simplemente no entienden la necesidad de esas órdenes, como hacer la cama o sentarse de cierta manera en la mesa (de hecho, mucho ojo con esto, puedes meterte tú solo en un callejón sin salida llamado “porque sí” y darte cuenta de que algunas de tus órdenes no tienen sentido en sí mismas). Plantearles la pregunta "¿entiendes por qué te pido esto?” no sólo les da la oportunidad de hablar, también les obliga a pensar sobre el hecho y ponerse en tu lugar para entenderte.

 

madre e hija se miran

Todos sabemos que la comunicación entre padres e hijos es muy importante, y hemos hablado de ello alguna que otra vez. Sabemos que el amor, la confianza y el respeto son los pilares fundamentales para conseguirlo. Y aún así, muchas veces siguen sin hacernos ni el menor caso. A lo mejor es que tus hijos no se han leído tantos posts sobre comunicación como tú, pero el caso es que se resisten, así que hoy vamos a ir al grano con unos cuantos trucos para que tu hijo te escuche. Prueba con esto:

 

Añadir nuevo comentario


Síguenos

     

Suscríbete a la Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies. Más información aquí.