Tarde de cocina

tarde cocina cumple

Tarde de cocina

Si a tu hijo le gusta cocinar, una gran posibilidad es preparar una tarde de cocina. Prepara con los invitados su propio menú: aperitivos, pizzas, zumos y galletas caseros… Algo fácil, original y sano, ya que estamos. Les encantará simular una cocina profesional. Con la posibilidad de convertirlo en un verdadero restaurante sirviendo a los padres o a los más pequeños.

Advertencia: si los niños son muy pequeños, mejor optar por otra idea. En serio. O tener preparado un plan B, por si la cosa se alarga/se cansan/nada sale comestible. Y si son muchos, búscate a otro padre o madre que te eche una mano. O dos. De nada.