Viaje sorpresa

excursion de dia

Viaje sorpresa

Esta es sin amigos (o con un par, a lo sumo), sin tarta (aunque habrá que comer algo), sin regalos (bueno, algo aparecerá) y sin fiesta. Llévate a tu hijo de buena mañana de viaje, todo con mucho misterio y emoción. Asegúrate, eso sí, de que es algún sitio que puede disfrutar o al que lleve tiempo queriendo ir.

Ideas: un lago cercano, un teatro de títeres, un parque acuático, una granja escuela, un día de vendimia, visitar a un amigo, un recorrido en bici por el campo… Eso depende mucho de los gustos de tu hijo y de la época del año en la que sea el cumpleaños.